Rodrigo Remón es uno de sos fans de Star Wars “enciclopédicos” que conoce las sagas hasta el más mínimo detalle. Una muestra de su pasión por Star Wars la encontramos en sus muy cuidados dioramas: Rodrigo ha reconstruido con figuras de acción diversas escenas de las películas. Aquí podemos conocerlo y ver algunos de esos dioramas.

Juan: Contame cómo se te ocurrió hacer los dioramas de Star Wars.

Rodrigo: Desde muy chico me apasionaban las maquetas, me fascinaba buscar en ellas, encontrar lugares y reconocerlos a escala… Hace casi ocho años que colecciono figuras de Star Wars, y en la diversidad de sus personajes descubrí una manera de dar vida a mi colección. Fue entonces que digitalicé fotos y armé escenarios similares a las películas (Endor, con el bosque de Arrayanes, por ejemplo). Produje, fotomonté e imprimí en alta resolución todos los escenarios de la trilogía clásica (episodios 4, 5 y 6 hoy día) como Bosques de Endor, Desierto de Tatooine, Estrella de la muerte, El planeta helado de Hoth, y hasta un cielo negro y completamente estrellado de 2 metros x 2,5 metros para colocar las naves y ver al Millenium Falcon en acción, entre otros, todos llevados al papel en enormes pósters de 1 metro por 1 metro, en su mayoría que se componen del suelo, y del fondo. Cada escenario consta entonces de dos posters para completarse. A partir de eso, comencé a distribuir y fotografiar sin retoque digital las escenas de las pelis, con sus correspondientes figuras, y así dar vida a tan maravillosa colección de alrededor de 1.400 figuras con naves, criaturas y todo lo referido al universo Star Wars. Utilicé algunos recursos extra, como por ejemplo partes de los dioramas plegables de la Cantina y del Jabba Palace, la villa Ewok vintage, y hasta una manta polar cuya textura disimula la nieve en Hoth y hago uso de la iluminación y primeros planos para lograr ciertas tomas y darles realismo. Tambien simulé las dunas de Tatooine con libros debajo del suelo de papel. Soy un diseñador gráfico y director de arte que aplica lo que ama visualmente, a su colección.

Juan: ¿Qué es lo que más te gusta de Star Wars?

Rodrigo: No hubo nada que haya causado más impacto en mí cuando era muy pequeño, que ver en súper 8 un resumen de los episodios 1 y 2 (hoy 4 y 5, A New Hope y Empire Strikes Back) en los cumpleaños, por allá por fines de los 70. Era tal el miedo que despertaba “el malo de negro que respiraba mal con sus tropas blancas” que toman por asalto la nave de Leia Organa (Tantive IV) en esa primer escena, que no volaba una mosca. Nos sentábamos en el piso, ni un murmullo se escuchaba, y la peli se proyectaba en una pared, costumbre que se repetía seguido en los cumpleaños por aquellas épocas, debido a que no había mucho stock de cintas en súper8. Recuerdo, además de Star Wars, Cupido Motorizado y el Jinete Eléctrico. Me pasó lo mismo en 1983 cuando fui al cine a ver el estreno de “Return of the Jedi”: Jabba The Hutt me provocaba terror… Había escenas de mucha tensión para esas épocas. El impacto en ésa época, fue lo que me cautivó de ésta saga, por sobre todo el resto de las sagas. Con el correr del tiempo, sigue vigente, dejando enseñanzas del bien y el mal y hasta representando un símbolo cultural y filosófico en muchos aspectos. Definitivamente y a través del libro “The Legacy” el cual contiene la historia de la publicidad y el merchandising de Star Wars, caso prácticamente único e irrepetible de tan completo y casual a la vez, ha terminado de cautivar mi corazón de creativo publicitario. Revivir los “Calquitos” y cada una de las piezas en material P.O.P. real y tangible (reproducción de los originales) es realmente enriquecedor y transporta a aquellas épocas y a nuestras costumbres de niños sin internet, jugando en las calles hasta cualquier hora.

Juan: ¿Hiciste customs?

Rodrigo: Hice customs [ver fotos], y los hice hice con partes de otras figuras 3 3/4”, figuras que no existen a la venta: se trata de Los hermanos Karl Fass, saurines de la Cantina (con partes de Bossk y de Ponda Baba, y achicando sus botas), el piloto Danz Borin ( con partes de Boshek y el casco con vidrio transparente ¡hecho de botella plástica de gaseosa!), el piloto Cantina Dude (con partes de Bossk, Rebeld Pilot y Boshek), y finalmente Yoxgit (partes de Zutton y de Ughnauth) del staff del Sail Barge de Jabba. Tambien hice un Yoda tamaño real, en látex, articulado, que me llevó 5 meses (unas horas cada día) al cual le cocí el pelo e hice los ojos con pelotitas de ping pong con resultados realmente asombrosos, pues nunca me había puesto a esculpir una figura… Hace poco hice a todo mi equipo de futbol, en figuras cabezones de 3,5 cm., con todos sus accesorios, quedaron mortales! (obviamente, tengo my own Action Figure).

Juan: ¿Qué otras cosas de Star Wars coleccionás?

Rodrigo: Además de unas 1.400 figuras 3 3/4” con sus naves y criaturas a escala, tengo completa la colección Vintage y alrededor de 200 figuras 12” entre las que tengo todas las eatapas de la vida de Darth Vader, desde niño en Episodio I, de joven hasta que se incinera, hasta de viejo, debajo de la máscara y siendo el Jedi que se ve en forma de Espíritu en Episodio VI. También tengo rarezas como Potato Head trooper o un pendrive Trooper, libros, comics, películas paralelas o films customs de fanáticos que Tío George ha autorizado, Bubble heads y enanos cabezones, Sable láser Master Réplicas FX de Vader, Casco de Vader con Voice Changer y Casco de Vader Don Post, Traje de Vader, peluches, remeras… Debo tener algunas cosas más.

Juan: Contame una anécodota curiosa que te haya pasado relacionada con Star Wars.

Rodrigo: ¡Ja! ¡Tengo algunas! La segunda vez que usé mi traje de Darth Vader custom, lo llevé a una fiesta de disfraces a la que fui como invitado visitante: es decir, no conocía más que a quién me llevó. Mantuve toda la noche el sable láser FX bajo la capa apagado, y nunca me quité la máscara. En un momento anunciaron que se habían elegido los mejores disfraces y que subieran a un escenario: me nombraron y subí. Ya en el escenario cada uno tenía que hacer una performance, y cuando a mí me tocó los señalé a todos y saqué el sable láser encendido. Aclaro que no veía nada, porque casi no había luz, lo cual ayudó al efecto del sable aún más. Lo que recuerdo muy bien y no me olvido más, es que en ese momento la gente estalló gritando, de sorpresa y de lo que estaban tomando. El lugar se venía abajo, ¡un delirio total! El público allí presente me eligió finalista junto a la “Mujer Tomate” (más bizarro aún), la vencí en la final y gané el primer premio. Terminé haciendo bailar a Vader alrededor de la espada encendida moviendo la pelvis como si fuera un caño de cabaret, jajaja.

Otra muy buena, fue cuando terminé a Yoda en tamaño real: lo llevé a un partido que jugaba con mi equipo en Pilar. Lo coloqué en el asiento del acompañante con su cinturón de seguridad y cuando llegué al peaje de Panamericana, bajé el vidrio polarizado. No me olvido más de la cara del empleado. Luego, foto de formación de fútbol 11 con Yoda como mascota con la casaca del equipo, fabuloso.

Juan: Además de Star Wars, qué otros personajes, series de TV o películas te apasionan?

Rodrigo: Todas las de los 80 y principios de los 90 como Brigada A, Sledge Hammer, V Invasión Extraterrestre, y me fascinan: He-man, Mazinger, Robotech, Thundercats y Transformers, de las cuales tengo todos sus dvds. De He-man & The Masters of The Universe, tengo la colección de los 80’s completa, además de la del 2002 y la del 2009/10/11 classics, pues junto todos los personajes de la serie animada de Filmation. Tengo los Masterpiece de Optimus y Megatrón clásicos 12”, Mazinger en 12” HighDreams y Mazinger con Afrodita de Bandai metálicos, entre otros. Me identifico muchísimo con aquella época, a tal punto que mi música y la terminación de mi teléfono tienen que ver con los 90.

Juan: ¡Muchas gracias!

Rodrigo: Gracias por darme este espacio, no existe para mí hobby más lindo y gratificante que coleccionar figuras de series de antaño. Te felicito por la inciativa y espero que disfruten de mis escenas. ¡Prometo seguir con más!