Juguetes tradicionales para niños

En la actualidad es muy fácil ver a niños pasar muchas horas frente a las pantallas de los televisores, computadoras y teléfonos móviles, esto puede ser preocupante. Pero los niños son inquietos y curiosos por naturaleza, lo que los lleva a abandonar las pantallas de vez en cuando y dedicarse a buscar otro tipo de distracciones, es por ello que los juguetes tradicionales para niños nunca pasan de moda.

Se trata de juguetes y juegos divertidos, económicos y con reglas sencillas que han disfrutado muchas generaciones, incluso antes de nuestros abuelos y que probablemente jueguen nuestros hijos y nietos. Pues representan retos y le brindan a los más pequeños muchas horas de diversión.

Juegos y juguetes divertidos y tradicionales

Los juguetes y juegos tradicionales representan la oportunidad perfecta para unir a padres e hijos. Pues los padres pueden enseñar a sus pequeños cómo se juegan, divertirse juntos y forjar memorias que perdurarán para siempre.

Estos juegos tradicionales también ayudan a perpetuar amistades entre niños de su misma edad, lo que es saludable para su crecimiento. A continuación, nombramos algunos de los juguetes tradicionales para niños que siguen siendo divertidos entre los más pequeños.

El trompo

Este juguete tradicional requiere de mucha habilidad, por ello muchos lo aman y otros lo odian debido a la dificultad para manejarlo, representa un reto entre pequeños e incluso entre muchos adultos. Se trata de un trompo de madera que se debe enrollar en una cuerda fuerte pero delgada, luego se arroja y el objetivo es que se mantenga equilibrado y dando vueltas el mayor tiempo posible tras soltarlo.

Saltar la cuerda

También se conoce como comba y aunque es más utilizada por las niñas, los niños también pueden disfrutarlo. Se trata de una cuerda gruesa que se sujeta por los extremos y se busca llevar a cabo la mayor cantidad de saltos seguidos posibles. Se puede jugar en solitario o también en grupo, en ocasiones acompañando los saltos con alguna canción tradicional que dependerá del país o región donde se juegue.

La peonza

Es un juguete parecido al trompo, solo que no requiere enrollar el artefacto con una cuerda sino simplemente hacerlo girar con las manos. Se pinta con colores que llamen la atención de los niños y el objetivo es descubrir cual peonza se mantiene girando durante más tiempo.

Las canicas

Se trata de uno de los juegos tradicionales preferidos que no pierde vigencia con el paso de los años. Son bolitas de vidrio que se deben hacer pasar por un túnel, aunque también se pueden jugar chocándolas unas con otras. Las canicas son bonitas, ligeras y resistentes y a los niños les encanta tener en grandes cantidades. Su popularidad es mayor entre los niños, pero muchas niñas también disfrutan del juego de las canicas.

Otros juegos tradicionales para disfrutar

Los juegos y juguetes tradicionales abundan, por ello acá te contamos sobre otros juegos que seguro los más pequeños también disfrutarán:

sigue leyendo:  La Cajita Feliz McDonald’s incluyó juguetes retro para celebrar sus 40 años

Carreras de sacos

Es muy divertido y obliga a los pequeños a hacer ejercicio. Consiste en que cada niño meta las piernas dentro de un saco y lo sujete con las manos, deberán llegar a la meta dando brincos, lo que provoca muchas risas y algunas caídas. Por lo que es recomendable jugarlo sobre una superficie plana y entre grama o césped.

Tirar la cuerda

Es un juego tradicional que se practica incluso entre fiestas de adultos por lo divertido que es. Los participantes se dividen en dos equipos, se hace una marca en el suelo y todos deben tirar con fuerza de la cuerda hacia su extremo, procurando que el otro equipo pase la marca en el suelo. El equipo que lo logre primero es el ganador, se suelen hacer varias rondas de tres o cinco turnos para decidir a los ganadores.

El yo-yo

Este divertido juguete también trata de girarlo, pero esta vez en un sube y baja gracias a uso de una cuerda. Es una pieza circular que puede estar hecha de plástico o de madera y que se le debe enrollar una cuerda desde el interior. Este juguete tradicional es muy popular incluso entre adultos y con él se pueden realizar trucos impresionantes.

Como ves, son muchos los juguetes tradicionales para niños que todavía se disfrutan y ayudan a los más pequeños a desarrollar coordinación, destreza y fuerza.

Deja un comentario